Ambiente

Ambiente

Parlamento Europeo pide medidas drásticas

contra la basura marina

 El Parlamento Europeo aprobó  un informe que alerta de que la basura marina, y en especial los micro y nanoplásticos, «suponen una grave amenaza para una serie de especies animales marinas», así como para los pescadores y los consumidores. Destacan que un consumidor medio de marisco del Mediterráneo ingiere cada año unos 11.000 fragmentos de plástico. Se calcula que el sector pesquero pierde entre el 1% y el 5% de sus ingresos a causa de la contaminación marina.

Los residuos de la pesca y la acuicultura representan el 27% de la basura marina. Por ello, el Parlamento insta a la UE a acelerar el desarrollo de una economía circular en este sector, eliminando progresivamente los envases de poliestireno expandido y mejorando los canales de recogida y reciclaje de residuos marinos. Los eurodiputados añaden que la investigación sobre materiales sostenibles y los nuevos diseños de las artes de pesca también son fundamentales.

En la actualidad, sólo se recicla el 1,5% de las artes de pesca en la UE, y algunas de las que se abandonan, pierden o desechan en el mar «permanecen activas durante meses o incluso años». Estas redes, denominadas fantasma, «afectan indiscriminadamente a toda la fauna marina, incluidas las poblaciones de peces», alerta el informe.

Para hacer frente a este problema, los eurodiputados exigen a la Comisión y a los Estados miembros que adopten las Directrices voluntarias para el marcado de artes de pesca de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Basura marina: reducir el uso de plásticos

La Eurocámara también reclama un plan de acción de la UE para reducir sustancialmente el uso de plásticos y atajar la contaminación de ríos, cursos de agua y costas, destacando que el 80% de la basura marina procede de tierra. Los eurodiputados piden igualmente que se investigue más el impacto de los residuos marinos y de los micro y nanoplásticos en los recursos pesqueros.

La ponente del informe, la europarlamentaria francesa Catherine Chabaud, pidió encarar la lucha contra la basura marina como «una cuestión transversal que debe abordarse de forma integral».

«La lucha contra los residuos marinos no empieza en el mar, sino que debe implicar una visión ascendente que abarque todo el ciclo de vida de un producto -dijo Chaboud-. Cada pieza de basura que acaba en el mar es un producto que ha quedado fuera del bucle de la economía circular. Para luchar contra la contaminación marina, debemos seguir promoviendo modelos empresariales responsables e integrar en estos esfuerzos globales a nuevos sectores como la pesca y la acuicultura.

Fuente: ambientum.com